La reestructuración humana por medio de la neurotecnología

Deyanira Pagua Mendoza (Estudiante de Mercadotecnia)

María Teresa Castillo García (Estudiante de Psicología)

Paulina Dávalos Flores (Estudiante de Psicología)

Iván Gamaliel Hernández Rojas (Estudiante de Ingeniería Ambiental)

Síntesis
La sociedad postmoderna se enfrenta a una nueva realidad en la cual los avances tecnológicos otorgan la posibilidad de manipular y mejorar funciones superiores del sistema nervioso por medio de la neurotecnología, la cual utiliza implantes tecnológicos en el cerebro humano que inciden en las habilidades cognitivas potencializándolas o incluso fungiendo como un medio de tratamiento para enfermedades neurodegenerativas.

Ante esta nueva realidad, son cuestionables las implicaciones éticas a nivel social, económico, cultural, legal, etc. ya que alteraría la naturaleza humana como actualmente se conoce. Por lo tanto, ¿es éticamente aceptable el intervenir el cerebro humano por medio de la tecnología transformando al ser humano común?

Como lo explica Ruiz y Warwick (2008), el objetivo de estas nuevas tecnologías dentro del ámbito de la terapia o rehabilitación, es el brindar la posibilidad a aquellas personas que por ejemplo, sufrieron algún tipo de derrame cerebral, de tener asistencia usando implantes que les permitan controlar el movimiento mediante una computadora. Por lo tanto se busca brindar la oportunidad a quienes tengan algún impedimento físico o cognitivo por un mal funcionamiento del cerebro o del sistema nervioso, de generar nuevas habilidades que le permitan llevar una vida normal.

Por otro lado, también se busca tener la posibilidad de darle al ser humano capacidades extras permitiéndole lograr tener habilidades de un mayor nivel generando un ser humano aumentado. La meta es optimizar las habilidades intelectuales humanas al ver las ventajas que la inteligencia artificial tiene. Algunas de las habilidades que se buscarían potencializar serían:

1) Habilidades matemáticas precisas y rápidas
2) Base de conocimiento con internet en alta velocidad
3) Memoria de gran capacidad y precisión
4) Aumento de los sentidos del cuerpo (visión infrarroja, ultravioleta y la capacidad de distinguir ultrasonidos)
5) Capacidad de ver el mundo no solo en tercera dimensión sino en miles
6) Aumentar las formas de comunicación entre seres humanos como ondas de presión en el habla así como la precisión, rapidez y precisión de la comunicación.

Algunos ejemplos en el uso de implantación de la tecnología al cuerpo humano como tratamiento, de acuerdo con Ruiz y Warwick (2008) son:
Uso de implantes en pacientes con apoplejía en el tronco encefálico que le permita recuperar los movimientos.
Implantes en el nervio óptico para recuperar la visión
Tratamiento contra el Parkinson.
Uso en cuadrapléjicos y parapléjicos para restaurar el control y movimiento del cuerpo.

El uso terapéutico de estas tecnologías son generalmente consideradas favorables desde el punto de vista ético. Sin embargo, cuando se pretende su uso como potencializador de habilidades, éticamente no hay una postura al ser una nueva pregunta que responder. (Nuffield Council on Bioethics, 2013)

B) Problemas asociados
Como lo explica la Asociación Neuffield Council on Bioethics, el cerebro tiene un estatus muy importante en la vida humana que lo diferencia de otros órganos del cuerpo humano al tener el papel central en la operación del cuerpo, las capacidades de autonomía, la concepción de la persona, las relaciones con los demás y todas las habilidades necesarias para sobrevivir. Por lo tanto las nuevas tecnologías que buscan intervenir en el cerebro están dentro de dilemas éticos y sociales al impactar este elemento tan esencial para el ser humano.

Dicha institución también explica que existen factores económicos que se requieren considerar al presentar tanto oportunidades como restricciones al ser desarrollado por compañías privadas que requieren generar ganancias ante tecnologías de alto costo. Y a su vez el hecho de que no haya evidencia clara de los riesgos o beneficios de dichas técnicas de intervención, produce que se vuelvan un reto para tomar decisiones clínicas responsables. (Nuffield Council on Bioethics, 2013)

Por otro lado, uno de los principales problemas al buscar potencializar al ser humano es el hecho de interferir con la biología humana con tecnología. Se considera que podría valer el riesgo por todos los beneficios que se podrían obtener al lograr ser humanos superdotados. (Ruiz & Warwick, 2008)

Otros problemas asociados que vemos nosotros son:

Modificación de la naturaleza humana: el hecho de que al ser humano se le implante tecnología implicaría un cambio en la morfología y anatomía natural, así como en los procesos biológicos y cognitivos al ahora ser ahora controlados por un medio tecnológico. Dichos cambios no sólo serían a nivel físico sino también psicológico y presuponemos que la personalidad, identidad y el concepto de persona sería completamente transformado. Esto aplicaría tanto en su uso como potencializador como terapéutico.
Adaptación y aceptación social: Las formas de adaptación y de relación social se transformaría al estar en parte regidos electrónicamente. Quienes tuvieran implantada la tecnología posiblemente se diferencian radicalmente de quienes no la tuvieran, aspectos que llevaría a dificultades de aceptación y desigualdad social.
Seres humanos hechos máquinas: Al implantar tecnología en el centro de control del cuerpo humano, se transformaría radicalmente al ya no ser solamente biológico.
Accesibilidad económico y social: El problema al que se refiere es principalmente la capacidad económica de las personas para adquirir este tipo de tecnología, debido a la implementación tecnologías y lo futurista que es este tema, no estaría accesible para todo el público, además aún no se tiene una idea clara de los costos que generan estos tratamientos, experimentos e investigaciones.
Tendencia a ciborg: la tecnología fusionada con el organismo natural transformarán las habilidades sociales en todas las esferas públicas y privadas, modificando el comportamiento humanos y las relaciones interpersonales, decantando súper humanos o ciborg; esto, detonará las especulaciones y la inclinación de la población en general por querer modificar tanto su anatomía como su fisiología, traspasando la barrera naturalmente conocida entre los grupos sociales.
Alteración de la identidad y autonomía: El hecho de que al implantar una tecnología o un dispositivo dentro del cuerpo humano, dejaría de ser natural, porque algo externo a la materia que nos compone físicamente y que es creado con materiales elaborados por el humano, entraría en el cuerpo natural y por tanto esto representaría perder parte de la identidad, ya que esta se refiere también a creencias y tradiciones que las personas tienen y estas serían alteradas, además se habla también de la posibilidad de usar esta tecnología con fines diferentes a los tratamientos y mejoras de habilidades, para utilizarlos en la manipulación de las personas con su consentimiento o incluso sin el .
Cambios culturales: como se mencionó en el problema anterior en identidad, esta tecnología revolucionaria formas de pensar, culturas y costumbres, lo cual es un problema porque no todas las personas están dispuesta a aceptar estos cambios en incluso podrían surgir grupos sociales en contra, sobre todo grupos sociales religiosos, de igual manera estos tratamientos y tecnologías, generarían en las personas miedo y desconfianza, sobre todo al principio cuando se comiencen a utilizar.
Costos y aplicabilidad: como tratamiento e incluso potencializador podría darse inequidad al tener costos elevados que no permitan su uso en toda la población llevando a la desigualdad social.

C) Postura bioética
La postura de la que partiremos será la postura pragmática o utilitarista
Tiene como prioridad los siguientes principios:

1. Principio de autonomía – Libertad
2. Principio de bienestar – Vida (Prioriza la salud)
3. Principio de Justicia – Justicia

D) Cuadro de morales

1. Moral personal: No aplica
2. Moral Privada: No aplica
3. Moral institucional:

3.1 Postura médica
Diversas instituciones de medicina y salud, así como otras de comunicación, hablan acerca de las posibilidades que en un futuro diversas enfermedades, entre ellas la más mencionada (Parkinson), sean curadas mediante la utilización de tecnología y chips que se implantarán en el cuerpo humano, dan como referencia diversos métodos que ya se realizan y que han tenido en su mayoría resultados favorables, si bien no son curados totalmente los síntomas, ayuda a mejorar y controlar la enfermedad.

Estas personas e instituciones relacionadas con medicina y salud no se declaran públicamente a favor de estos hechos o posibilidades futuras, sin embargo dan referencia de lo que la tecnología ha hecho para contribuir en el tratamiento de diversas enfermedades, de igual manera dan ejemplos de resultados obtenidos durante tratamientos y cirugías en algunos pacientes, al igual que de los avances tecnológicos, investigaciones y experimentos que ya se están haciendo.

Para comprender la postura médica se utilizarán los principios de la neuroética; como lo define Bernart (2008) la neuroética se refiere al estudio ético desde las neurociencias, la neurobiología y la neurología. Dentro de este estudio entrar las cuestiones del uso de la tecnología. La práctica médica tradicional se basa en tratar enfermedades e incapacidades con la meta de curar o al menos estabilizar la funcionalidad normal de las personas. Dentro del “enhancement debate” o el debate de la búsqueda de la perfección o la potencialización de las capacidades del ser humano la profesión médica se encuentra en el dilema ético sobre si el realizar este tipo de intervenciones son actividades adecuadas o no. (Bernat, 2008)

En un debate de los neurólogos Anjan Chatteriee, se señala que existen tres áreas generales de la tecnología que son utilizados en la neurología clínica:
(1) la mejora de las habilidades motrices normales y el movimiento
(2) la mejora de la función cognitiva normal de concentración, atención y memoria
(3) la mejora de estado de ánimo normal y afecto.

Por otro lado Chatterjee señala que a pesar de que este tipo de tecnologías tengan serios cuestionamientos éticos, será inevitable su progreso, por lo tanto alerta a los neurólogos a considerar su posición ante este tema y permanecer atentos a los avances porque en algún punto se les requerirá prescribir algún tipo de estas intervenciones en personas normales quienes buscarán tener mejores cerebros. (Bernat, 2008)

Por otra parte Martha Farah clasifica los aspectos éticos de mejora del cerebro en tres categorías generales:
(1) La primera habla sobre la salud en cuestiones relacionadas con la seguridad y sus respectivos efectos y consecuencias.
(2) La segunda habla sobre los efectos sociales y que es lo que hace elegir a un grupo social determinado.
(3) La tercera habla acerca de cuestiones filosóficas como autonomía, logro y esfuerzo personal.
La seguridad es un problema importante porque sin este sería difícil justificar efectos secundarios en el tratamiento de mejora del cerebro, dado que la persona que lo toma no está enferma. (Bernat, 2008)

La crítica filosófica se centra en la naturaleza humana y como eventualmente será inevitablemente alterada si la potencialización de seres humanos es dada. La pregunta es si quienes sean perfeccionados seguirán teniendo el carácter de seres humanos o serán alterados de alguna manera fundamental. Expertos en bioética muestran preocupación sobre como si el uso de la tecnología es usado en muchas generaciones, la características de la raza humana, se pierdan eventualmente. Por lo tanto estas nuevas tecnologías que llevarán al transhumanismo llevarán a los humanos del futuro con una inteligencia perfeccionada, libres de enfermedades y del envejecimiento así como de nuevos estados de conciencia. (Bernat, 2008)

3.2 Postura de la Iglesia Católica:
La Iglesia dentro del catecismo de la Iglesia católica determina su postura ante las nuevas tecnologías que surgen y que van cambiando el curso de la humanidad. En el punto 2293 explica:
“Tanto la investigación científica de base como la investigación aplicada constituyen una expresión significativa del dominio del hombre sobre la creación. La ciencia y la técnica son recursos preciosos cuando son puestos al servicio del hombre y promueven su desarrollo integral en beneficio de todos; sin embargo,por sí solas no pueden indicar el sentido de la existencia y del progreso humano. La ciencia y la técnica están ordenadas al hombre que les ha dado origen y crecimiento; tienen por tanto en la persona y en sus valores morales el sentido de su finalidad y la conciencia de sus límites. (La Santa Sede, s.f.)

A su vez, dentro del punto 2294 menciona que:
“Los criterios de orientación no pueden ser deducidos ni de la simple eficacia técnica, ni de la utilidad que puede resultar de ella para unos con detrimento de otros, y, menos aún, de las ideologías dominantes. La ciencia y la técnica requieren por su significación intrínseca el respeto incondicionado de los criterios fundamentales de la moralidad; deben estar al servicio de la persona humana, de sus derechos inalienables, de su bien verdadero e integral, conforme al designio y la voluntad de Dios” (La Santa Sede, s.f.)

La visión que la iglesia tiene de los avances tecnológicos y de la ciencia es explicada desde la Carta Encíclica Veritatis Splendor. Desde dicho documento, en el pecado original el hombre es tentado a apartar su mirada de la de Dios y con ello queda ofuscada su capacidad para conocer la verdad viéndose en la necesidad de abandonarse en el relativismo y el escepticismo.

Las tinieblas del pecado permanecen en el ser humano pero no pueden eliminar por completo la luz de Dios y con ello entre la nostalgia por conocer la verdad absoluta y la sed por alcanzar la plenitud del conocimiento. Prueba de ello es la incansable búsqueda del hombre en los campos del saber. Por lo tanto: “El desarrollo de la ciencia y la técnica —testimonio espléndido de las capacidades de la inteligencia y de la tenacidad de los hombres—, no exime a la humanidad de plantearse los interrogantes religiosos fundamentales, sino que más bien la estimula a afrontar las luchas más dolorosas y decisivas, como son las del corazón y de la conciencia moral.”

En el discurso del Santo Padre Juan Pablo II a la Pontificia Academia de las Ciencias explica que:
“La Ciencia y sabiduría, que en sus diferentes y muy variadas expresiones constituyen la más preciosa herencia de la humanidad, están al servicio del hombre. La Iglesia está llamada, por vocación esencial, a promover el progreso del hombre, ya que, según escribí en mi primera Encíclica: “El hombre es el primer camino que la Iglesia debe recorrer en el cumplimiento de su misión, él es el camino primero y fundamental de la Iglesia, camino trazado por Cristo mismo” (Redemptor hominis, 14). El hombre es también para vosotros el término último de vuestra investigación científica; el hombre integral, espíritu y cuerpo, aunque el objeto inmediato de las ciencias que vosotros profesáis sea el cuerpo con todos sus órganos y tejidos. El cuerpo humano no es independiente del espíritu, lo mismo que el espíritu no es independiente del cuerpo, ya que existe una unidad profunda y una mutua conexión entre ambos.” (Juan PabloII, 1982)

Por lo tanto se puede ver como la Iglesia ve a la ciencia como una forma de progreso del ser humano pero que no puede desligarse a la moral, la búsqueda del bienestar, la voluntad de Dios y la inseparable unión del cuerpo y alma. Como lo determina la Pontificia Academia de las Ciencias: “La ciencia debe de buscar el conocimiento, el conocimiento el progreso; la ciencia debe de ser para la paz, el desarrollo y debe de ser hecha para y por la sociedad (…) se de explorar maneras en que la ciencia promueve específicamente la dimensión humana, de la sociedad y el entorno (…) en ciertas situaciones la ciencia puede ser responsable de la reducción de la calidad de vida”. (Pontificae Scientiarvm Scripta Varia, 2000, 56)

3.3 Postura Psicológica

Existen diversos aspectos psicológicos que se verían implicados al momento de asimilar la realidad de la aplicación neurotecnológica en la vida cotidiana, ciertamente estos aspectos no son considerados como tal en la literatura aún, ya que no es una problemática que se tome en cuenta como un asunto cotidiano o incluso es hasta desconocido para muchos sin embargo asumiendo el inicio de la experimentación científica tomaremos en cuenta ciertas implicaciones que se consideran de importancia en los cuales irrefutablemente se verían afectado los siguientes puntos:

– Las implicaciones identitarias de los usuarios que manipulen su cuerpo mediante intervenciones neurotecnológicas debido a la transformación que se presente a la percepción de su propio yo, tomando en cuenta la propuesta del “yo material”, el “yo social” y el “yo espiritual” (W. James 1909) en esencia es funcionalista debido a la co-relación del “yo” en función de la integración social. Por lo tanto ¿de qué manera se verá afectado su autopercepción? ya que evidentemente su yo material es modificado y eso estimula el cuestionamiento de su modificación identitaria y social generando cierta incertidumbre.

“No existe, la consciencia dividida en trozos o estados, sino que es una continuidad psicológica. Si la consciencia no es reductible a los hechos fisiológicos, existe, no obstante, una íntima relación entre aquella y estos, a través del cerebro y el sistema nervioso”. (James 1909)

– Influencia en la calidad de vida. Tomando en cuenta los factores que implican la calidad de vida en una persona por lo tanto en cuanto al tema se tiene contemplado tanto como los factores objetivos y materiales que ejercen una función para contribuir al bienestar humano y la propia calidad de vida y con la misma importancia los aspectos subjetivos, sin embargo éste punto parte principalmente de la salud que se envuelve en una relación causa – efecto de distintas variables subjetivas por lo tanto tomar en cuenta la accesibilidad a un recurso como la neurotecnología permite mejorar las condiciones en su calidad de vida.

Los factores de relacionamiento se encuentran en otro aspecto que entran dentro del marco ya que influye que las relaciones cotidianas habituales posiblemente cambien, podría influir en la manera de reintegrarse a sus círculos sociales y el rol social que adoptará y cómo será asimilado.

– Percepción social de los no usuarios. Este es un punto considerable a mencionar por las implicaciones sociales y culturales que podrían ser afectadas y/o modificadas. Partiendo de una respuesta dicotómica en cuanto dos opciones 1. El rechazo de este tipo de modificaciones neurológicas, incluso separando a las personas como transhumanas o solamente humanas generando juicios de valor de quién pertenece a cual grupo y ¿porque?, de tal manera que se puede menospreciar a los humanos y sobrevalorar a los “transhumanos” incluso el término por sí mismo genera un juicio de valor implícito.

La aceptación de las personas implicaría el tener un acceso económico al mismo de tal manera que fuera alcanzable en su mayoría para la sociedad. Manteniendo la percepción de tal fenómeno como un tipo de evolución tecnológica como humana para generar una convivencia más eficaz.

4. Moral Pública

A raíz de las nuevas tecnologías y la necesidad del hombre por prevalecer ante la muerte inminente, surgen distintas organizaciones a favor y en contra de este tipo de transhumanismo; los transhumanistas buscan que la humanidad traspase la barrera natural límite de no permanencia, es decir, que vivan más y mejor. La Asociación Transhumanistas Mundial (WTA) por sus siglas en inglés, busca promover y transfundir esta información a la sociedad civil por medio del lanzamiento de conferencias, revistas y artículos de este tema futurista.

El Consejo Nuffield sobre Bioética, atribuye una importancia vital al cerebro sobre todos los órganos; pues desempeña un papel fundamental, tanto en el ámbito personal (interno), como el social (externo), es por ello que, su intervención y manipulación, propiciaría delicados problemas éticos y sociales.

Existen Principios fundacionales: la beneficencia y la cautela, los cuales son dictados por este consejo internacional: “Dado el sufrimiento causado por los trastornos cerebrales y la ausencia de otros tratamientos adecuados, hay una necesidad para las aplicaciones terapéuticas de neurotecnologías.” (Nuffield Council on Bioethics, 2013)

Existe incertidumbre acerca de los beneficios y riesgos de estas tecnologías, no sólo debido a su novedad, sino también una falta de comprensión global de cómo funciona el cerebro y de la gama de trabajo que se realiza en este campo.

La situación especial del cerebro, por lo tanto proporciona una razón para ejercer la beneficencia al encontrar maneras de intervenir cuando la lesión o enfermedad causa trastornos cerebrales, y una razón de precaución cuando no estamos seguros de lo que los efectos de este será”. (Nuffield Council on Bioethics, 2013)

Existen intereses con un papel clave públicamente que relacionan las neurotecnologías y los pacientes tratados, con la finalidad de coexistir de una manera armónica; los siguientes son mencionados por el Consejo Nuffield en Bioética:
· Protección de la seguridad y beneficios vs riesgos esperados.
· Promoción de la autonomía (libertad decisión e identidad).
· Protección de la privacidad de las personas.
· Promoción de la equidad y género.
· Fomento de la comprensión y la confianza en las nuevas tendencias de las neurotecnologías.
De igual manera, el consejo, promueve una serie de virtudes que son necesarias para promover y proteger los intereses de los nuevos avances de las neurotecnologías: Inventiva (innovación tecnológica para mayor acceso a terapias), Humildad (uso de la tecnología para mitigar los daños de los trastornos cerebrales) y Responsabilidad (ser cauteloso y ético en los usos potenciales). (Nuffield Council on Bioethics, 2013)

La ley general de Salud, se encarga de dictar los lineamientos jurídicos para la preservación y mejoramiento de la salud y calidad de vida, con base al derecho de la protección a la salud que tiene toda persona desde el ámbito público; fungiendo como base de apoyo para el desarrollo y la investigación tecnológica para la salud a cargo de los gobiernos de las entidades federativas, detonando el principio de beneficencia en todo sentido. El reglamento de la anterior ley, en su capítulo primero, artículo 13°, enfatiza el respeto a la dignidad y protección de los derechos humanos y bienestar, como criterios fundamentales para cualquier investigación donde el ser humano sea sujeto de estudio.

El Instituto de Neurobiología de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), cuenta con su propio manual de organización y Procedimientos del Comité de Bioética, en donde normaliza y revisa que todas sus ejecuciones en materia de investigación enfocada a humanos y animales se llevan a cabo de manera apropiada y humanitaria.
La Convención sobre los Derechos Humanos y la Biomedicina del Consejo de Europa, cuenta con bases firmes para el marco jurídico en materia de salud; anteponiendo la protección a la dignidad, identidad y a la integridad humana.

F. Análisis Bioético

Los avances tecnológicos podrán lograr que la neurotecnología sea en el futuro una alternativa disponible capaz de manipular y mejorar las funciones del sistema nervioso, o incluso, siendo un medio de tratamiento para enfermedades cognitivas y neurodegenerativas, brindando la oportunidad de recuperar las funciones y habilidades pérdidas o degradadas, mejorando la calidad de vida.

Existen distintas posturas desde las cuales se puede abordar y analizar este dilema bioético. La postura pragmática utilitarista o Norteamericana la cual antepone como principio fundamental la libertad y que a su vez como lo define Pisa (s.f.) “Pondera los riesgos y beneficios previsibles, como factores decisivos de la intervención terapéutica, en la asignación de recursos o toma de decisiones en el campo de la salud”. Esta postura nos otorga la posibilidad de analizar dicho tema desde una visión donde la libertad de elección del ser humano ante el uso de la tecnología implantada en el cerebro es autónoma. Como en segundo lugar prioriza la vida, fomenta el bienestar físico, mental y social de la persona. En tercer lugar pone a la justicia lo cual nos garantiza la presencia de los derechos humanos y la equidad en el uso de estas tecnologías.

La tecnología ha sido un aliado fundamental para el progreso de la humanidad en las últimas décadas. Cosas que se creían imposibles, son hoy en día una realidad gracias al desarrollo de las ciencias médicas, biológicas en conjunto con los avances de la electrónica e informática. Ante esta rápida evolución, surgen estas nuevas realidades que en un futuro pueden llevar a una forma distinta de la naturaleza humana.

Es importante mencionar, que existe poca información que de una plataforma clara para entender este tema desde los aspectos médico, legal, psicológico, religioso, etc. Por lo tanto es necesario que se profundice la información sobre este tema ya que a pesar de que no es una realidad completa hoy en día, ya existen estudios que buscan lograr dichos objetivos a nivel terapéutico y potencializador por lo que es necesario tener información que permita a la sociedad conocer sobre el tema y tener elementos para analizarlo y estudiarlo.

Al implantar tecnología en el cerebro tanto en la forma potencializadora como terapéutica, existe la posibilidad de que lo que se conoce hoy en día como un ser humano, pase a una nueva fase al ahora ser mediado por una parte tecnológica, cambiando su comportamiento y su manera de relacionarse con el entorno. Ante esto, la neuroética desde su visión filosófica afirma que inevitablemente la naturaleza humana sería alterada e incluso muestra la preocupación ante la posibilidad de perder las características que definen a la raza humana. Por lo tanto, se considera que esto podría volverse una realidad ya que el sistema nervioso del cerebro el cual controla las funciones cognitivas tales como la percepción, memoria, lenguaje, cognición social, etc. tiene una manera natural de funcionar que al implantar algo externo provocaría un cambio en esa forma natural. Al ser un ser humano, se tienen límites en cuanto a las capacidades, sin embargo al implantar tecnología ese límite se esfumaría por lo que tendríamos la capacidad de aprender todo, percibir todo y con ello la posibilidad de cometer errores sería descartada. Incluso en la forma terapéutica al introducir la tecnología que haga que se recuperen las funciones, el cerebro estaría regido por una máquina que llevaría a cambios en la persona.

Dentro de la postura de la iglesia católica se especifica detalladamente la importancia de que la ciencia y la tecnología busquen el bienestar y la calidad de vida de las personas. La pregunta sería cómo saber lo que es la verdadera y completa calidad de vida y bienestar de las personas y si estos avances tecnológicos serán o no factores que los impulsen. Al tener todas nuestras capacidades aumentadas y tener la posibilidad de erradicar las enfermedades que demeritan nuestras funciones cognitivas se vería probablemente reflejado un aumento en la calidad de vida. Pero también surge la interrogante de si al ser seres que en cierta forma sean cyborgs al ser regidos por tecnología, se aumentaría o reduciría la calidad de vida al ser una forma de existencia desconocida. Probablemente al tener todo resuelto cognitivamente hablando, no haga falta nada más para llevarnos al bienestar.

Por otra parte, es importante considerar, que lo que nos hace humanos son los aspectos genéticos, culturales y sociales. Al modificar la manera en que pensamos y percibimos el mundo, nuestra vinculación y la manera de comportarnos socialmente ya no será la misma. Al tener las capacidades ilimitadas necesariamente habrá transformaciones en las definiciones y la estructura de la sociedad y la cultura. Probablemente pasaremos de ser una sociedad de humanos a una “sociedad” o más bien a un conjunto de ciborgs interactuando con el entorno. Posiblemente, nuevas formas de estructura social que permitan la interacción entre aquellos quienes potencializados y los que no, serán requeridas. Probablemente el estilo de sociedad regida por normas y reglas de comportamiento así como de leyes tenga que ser reestructurada o se vuelve obsoleta.
Si la tendencia social, orillada por la tecnología pudiera permitir a los individuos modificar su anatomía o fisiología a plena voluntad y de una manera autónoma, con plena aceptación dentro de la esfera social, surge la cuestión: ¿se tendría la libertad de transgredir la propia naturaleza humana? Hoy en día es permitido cambiar el cuerpo de forma estética y lo que se busca es no solo tener esa libertad sino aumentarla en forma biológica.
Dentro del tema del cuerpo y anatomía humana se generan constructos y significados de cómo debe ser, sobre la esencia que tiene y sus usos. Esto lleva a dilemas morales sobre tener o no la libertad de transformar el cuerpo humano. Históricamente se ha satanizado el cuerpo del ser humano desde la edad media incluso hasta pleno siglo XXI. De tal manera que se ha generado cierto “conocimiento” de lo que es cuerpo. Por lo tanto poder controlarlo y hacer con él lo que queramos sin represiones morales o culpas es el mayor poder que se puede tener.

En un futuro cuando esta tecnología evolucione y sea implantada en los seres humanos, existe la pregunta de ¿qué tan accesible será?, puesto que debemos tomar en cuenta que detrás de esta nueva tecnología, existieron investigaciones, experimentos médicos etc. que generaron un costo por tanto cuando esté al alcance de las personas, tendrá un precio monetario probablemente elevado, así que habrá que preguntarse cuántas y qué personas tendrán la capacidad económica para adquirirla, y ¿cuál es el alcance que tendrá esta nueva tecnología?, ¿hasta qué partes del mundo llegará? Y ¿en cuánto tiempo? Esto depende también de la aceptación cultural de cada sociedad, país o región y de que tanto los gobiernos apoyan este tipo de desarrollo. Como tratamiento será importante el asegurar que cualquier persona puede adquirir dicha tecnología, aspectos que será difícil de asegurar.

Otro aspecto importante a considerar es el hecho de que al momento de haber personas curadas o potencializadas. Puede darse un juego de poder entre los que tienen la tecnología en su cerebro y quiénes no. Al tener la tecnología la persona se vuelve superior al tener sus funciones completamente desarrolladas y quienes no, siguen viviendo con el margen de error característico de la raza humana. El problema será buscar la aceptación social y que esto no se convierta en una forma de discriminación y desigualdad social que fragmente a los individuos.

En la actualidad, no existe un marco legal bien estructurado y fundamentado para darle cabida a todas las implicaciones que representaría la implantación tecnológica en el cuerpo humano; los seres humanos modificados o también llamados cyborg, deberían tener un conjunto de normas y reglamentos específicos dentro de la sociedad donde interactúan, con la finalidad de normalizar su comportamiento dentro de la esfera social, esto, sin duda alguna, representará un reto titánico para los gobiernos y la federación de los países en juego, e incluso, para los países en donde este tipo de tecnología aún no esté bien cimentada, pues la migración de humanos modificados podría generar problemas sociales y culturales.
La ley general de la salud, tiene como principio fundamental mejorar la salud y calidad de vida de la población, con base al derecho de la protección a la salud que tiene cada individuo; el uso de la neurotecnología podría incidir directamente dentro del campo de la salud, fungiendo como alternativa terapéutica a problemas neurodegenerativos. La problemática jurídica dentro de este ámbito podría surgir dentro del alcance terapéutico que podría implementarse en la personas, dependiendo su círculo social y económico, detonando el último punto de la postura utilitarista, la justicia; ¿podrían personas de escasos recursos beneficiarse de esta tecnología?

Incluso es también importante tomar en cuenta las consideraciones sobre los aspectos identitarios involucrados contemplando todo el proceso que se ve afectado dentro de las consideraciones del “yo” en cuanto al constructo de identidad de los usuarios que manipulen su cuerpo mediante intervenciones neurotecnológicas, presentarán transformaciones de la modificación del “yo material” el cual tiene como principio básico -el cuerpo- (James 1909) sin embargo hay partes que destacan sobre otras en este caso priorizando la modificación cerebral que implica una fuerte transformación en las funciones superiores de los individuos, de tal manera que a lo largo de toda una vida se ha generado un conocimiento de cómo percibes tus capacidades intelectuales y funciones cognitivas posicionándose frente al mundo bajo esos parámetros de una propia construcción discursiva acerca de lo que eres capaz de hacer y lo que no. Bajo ese régimen se fundamenta toda conducta individual por lo tanto el constructo y el conocimiento de uno mismo se reforzado por medio del “yo social” (James 1909) haciendo referencia a la manera en la que nos comportamos socialmente frente a un determinado medio y frente a un determinado grupo social, adecuado nuestro comportamiento dependiendo las exigencias o demandas sociales preservativas.

Finalmente no existe una conclusión totalitaria acerca de la infinidad de implicaciones que podrían existir. El ejercicio del análisis de temas como estos es necesario para conocer los posibles beneficios o consecuencias que surgirían. Desde las posturas vemos como en la Iglesia católica se promueve la ciencia como un medio de bienestar pero al buscar el ser humano curar lo que se considera incurable y potencializar lo que naturalmente tiene un límite, este punto podría desencadenar rechazo por parte de la Iglesia al salirse de sus dogmas ya que el único que podría realizar dichas hazañas sería Dios y podría verse preocupado por las consecuencias que traería a la humanidad. La Iglesia a su vez defiende al ser humano en su forma natural por lo tanto el cambiarlo a ciborg también podría representar para la iglesia una manera de ir en contra de la propia humanidad. Desde la parte médica, podría representar el lograr lo que la medicina ha buscado por muchos años: lograr curar cualquier enfermedad y con ello evitar la muerte. Por lo tanto representaría un gran logro. Desde la parte legal y psicológica representaría una transformación de ambas esferas ya que ambos están creados para el ser humano que en la actualidad conocemos.

G. Dictamen Bioético
A partir del análisis realizado sobre el impacto de la neurotecnología en el ser humano, es notable la carencia de información y reflexión que ayuden a la humanidad a considerar la infinidad de implicaciones en su vida y futuro, por lo tanto, es esencial desarrollar nuevas aportaciones en los distintos ámbitos en los que habrá un impacto. Por tal motivo es relevante y urgente darle importancia a las siguientes consideraciones:

Implica cambios a nivel social, cultural, legal, médico, psicológico y religioso que llevaría a la necesidad de crear nuevas estructuras que ayuden a reconfigurar y diversificar la convivencia. En la sociedad actual no se cuenta con una plataforma jurídica que permita el desarrollo y la incidencia de esta nueva tecnología por lo que será indispensable crearlas. Dará oportunidad de cambiar la naturaleza humana forjando la tendencia a los ciborgs transformando la definición de lo que actualmente se conoce como ser humano. Se podrán mejorar las habilidades cognitivas, su biología, anatomía, fisiología y a su vez curando enfermedades que hoy en día son imposibles de erradicar. Este tipo de tecnología busca lograr una mejor calidad de vida de las personas revolucionando el concepto de lo que es la “calidad de vida” e incluso repercutiendo en el concepto del “yo” (identidad).

Bibliografía:

Bernat, J. L. (2008). Ethical Issues in Neurology. Lippincott Williams & Wilkins, 496-509.

CNN. (8 de MAYO de 2013). CNN. Recuperado el 30 de JUNIO de 2014, de Implante de microchip en el cerebro podría ayudar a recuperar la emmoria: http://cnnespanol.cnn.com/2013/05/08/implante-de-un-microchip-en-el-cerebro-podria-ayudar-a-recuperar-la-memoria/

Council of Europe. (s.f.). Recuperado el 28 de Junio de 2014, de Derechos Humanos y Estado de Derecho: http://www.coe.int/t/dg3/healthbioethic/default_en.asp
Cuatro milenio. (s.f.). Recuperado el 30 de JUNIO de 2014, de Chips en humanos ¿avance o control?: http://www.cuatro.com/cuarto-milenio/programas/temporada/-09/t09xp38/dd_O_18007501416.html

Dominguez Garcia L. El problema de la identidad personal en la psicología del desarrollo. Recuperado el 02 de Julio de 2014 de: http://www.conductitlan.net/notas_boletin_investigacion/51_identidad_y_psicologia_del_desarrollo.pdf

El mundo .es. (s.f.). Medicina .com. Recuperado el 30 de JUNIO de 2014, de Enfermedades: Parkinson: www.medicina.com/enfermedades/neurologicas/parkinson

Humanity+. (s.f.). Asociación Transhumanista. Recuperado el 02 de Julio de 2014, de http://www.transhumanismo.org/

JUAN PABLO II. (1982). DISCURSO DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II A LA PONTIFICIA ACADEMIA DE LAS CIENCIAS. Vaticano: Libreria Editrice Vaticana.

La Santa Sede. (s.f.). Catecismo de la Iglesia Católica. Obtenido de http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/index_sp.html

Medicina Digital. (s.f). Recuperado el 29 de JUNIO de 2014, de México, pionero en implantar marcapasos cerebral al AL: http://www.medicinadigital.com/index.php/cirugia/2479-mco-pionero-en-implantar-marcapasos-cerebral-en-al

Medicina 21. Recuperado el 30 de Junio de 2014, de La electroestimulación cerebral profunda, alivia los síntomas de Parkinson: http:/www.mwdicina21.com/Especialidades-/v407 La_electroestimulacion_crebral_profunda_alivia_los_sintomas_del_Parkinson.html

Nuffield Council on Bioethics. (2013). Novel neurotechnologies: intervening in the brain. Londrés: Nuffield Council on Bioethics.

Palomba R. Calidad de vida: conceptos y medidas. Miércoles 24 de Julio de 2002. Recuperado el 06 de Julio de 2014 de: http://www.eclac.cl/celade/agenda/2/10592/envejecimientoRP1_ppt.pdf

Pisa . (s.f.). Farmacéutica Pisa. Recuperado el 07 de julio de 2014, de La bioetica: http://www.pisa.com.mx/publicidad/portal/enfermeria/manual/1_4.htm

PONTIFICIAE SCIENTIARVM SCRIPTA VARIA. (2000). SCIENCE AND THE FUTURE OF MANKIND. Science for Man and Man for Science. Vaticano: EX AEDIBVS ACADEMICIS.

Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Investigación para. (s.f.). Recuperado el 03 de Julio de 2014, de http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nom/compi/rlgsmis.html
Ruiz, V., & Warwick, K. (2008). On linking human and machine brains. Elsevier, 2619-2624.

UNAM. (s.f.). Instituto de Neurobiologia. Recuperado el 01 de Julio de 2014, de http://www.inb.unam.mx/

Deja un comentario